Loading...

martes, 23 de noviembre de 2010

Tu hijo es como un pequeño viajero que inicia su viaje desde la nada: nace con una maleta vacía que trata de llenar día a día con toda clase de información, experiencias y sentimientos. Este equipaje, esta bagaje invisible es lo que determinará en gran medida, la calidad integral de su personalidad.
Este viaje ya ha empezado, la maleta ya se está llenando. Puedes ayudarlo a llenar esa maleta con el mejor material posible. Puedes llenarla de curiosidad, autoestima, de lógica matemática, de capacidad inductiva, de estructuras neurológicas de calidad que le permitan desarrollarse en todas las áreas de su potencial crecimiento según su propio ritmo de aprendizaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario