Loading...

jueves, 18 de noviembre de 2010

Educar a un niño es como sostener en la mano un jabón. Si aprietas mucho sale disparado, si lo sujetas con indecisión se te escurre entre los dedos, una presión suave pero firme lo mantiene sujeto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario