Loading...

viernes, 19 de noviembre de 2010

Otro de los errores más frecuentes es el de HACER TODO POR ELLOS.
Muchos padres cometen el error de no darles suficientes responsabilidades a sus hijos. Hacen todo por ellos y no se toman el tiempo para implicar a sus hijos en los quehaceres de la vida diaria. El resultado es que los hijos se sienten incapaces de enfrentar los desafíos cotidianos de la vida ya que fueron entrenados a depender de otras personas.
Te asombrarías de lo que es capaz de hacer tu hijo aunque sea un niño, si tan solo se le delegaran algunas responsabilidades. Además de enseñarle importantes habilidades para la vida, les aumentaría la autoestima, ya que ellos verán que se deposita confianza sobre ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario